Colombia está en camino de mejorar calificación: Fitch


El país obtendría una mejora en sus calificaciones si continúa la senda de expansión económica y sigue realizando reformas fiscales, aunque debe ser más ambiciosa en su ritmo de crecimiento del PIB, dijo el jefe de calificaciones soberanas de Fitch, Erich Arispe.

La calificadora fue la tercera agencia en otorgarle a mediados del año pasado a Colombia el codiciado grado de inversión, lo que le abrió las puertas al país para recibir nuevos inversionistas internacionales que antes tenían restricciones para ingresar capitales al país.

La cuarta mayor economía de América Latina se expandió 5,9% en el 2011, su mejor comportamiento en los últimos cuatro años y aunque estuvo por encima de su crecimiento potencial según el Banco Central, el número es inferior al de otras economías de la región, como Perú y Brasil, que en años anteriores se han acercado a los dos dígitos.

La recuperación del grado de inversión del país se produjo después de que el Gobierno logró la aprobación de varias reformas fiscales que ayudaron a poner en orden sus finanzas, reduciendo su déficit fiscal incluso más de lo previsto por el Gobierno.

"Si Colombia sigue el mismo camino, con estabilidad macroeconómica, buscando medidas para acelerar el crecimiento y reducir las debilidades estructurales de las finanzas públicas, va a mejorar su calidad de crédito a futuro", dijo Arispe.

"El marco macroeconómico y las políticas consistentes son una fortaleza, ya que no solamente están bajando la inflación estructural en Colombia, sino también apuntalan a proveer las condiciones para un crecimiento mayor a futuro", precisó.

La calificación crediticia de Colombia por parte de Fitch se encuentra en "BBB-" con panorama "estable".

En una reciente entrevista con Reuters, la directora de Crédito Público del Ministerio de Hacienda, María Fernanda Suárez, consideró que las calificadoras mejorarían el panorama asignado a su deuda a "positivo" durante el primer semestre del año.

En tanto, el directivo de Fitch consideró que pese a que se está haciendo bien la tarea, el país debe buscar un mayor nivel de crecimiento de su economía, que el Gobierno estima rondará el 5% este año.

"Por el lado de crecimiento, creo que Colombia debe ser más ambicioso y tratar de crecer a tasas más altas, aumentar niveles de inversión y solucionar cuellos de botella como la infraestructura", opinó Arispe.

"El área que también muestra bastante dinamismo es el sector externo, pero hay que tratar de ver cómo se puede mejorar la competitividad del sector no materias primas y como seguir reduciendo las vulnerabilidades o debilidades estructurales del sector fiscal", concluyó.

Colombia, que hasta hace una década fue visto como un Estado fallido, experimenta un auge de explotación de petróleo y minerales apoyado por una multimillonaria inversión extranjera directa por una mejoría en las condiciones de seguridad, después de una ofensiva militar apoyada por Estados Unidos que obligó a las guerrillas a replegarse a las selvas y montañas.

 

Fuente: www.larepublica.com.co