Invierno les pasó factura a las aseguradoras


Durante 2011, se disparó el índice de siniestralidad del segmento incendios (que paradójicamente incluye inundaciones). De cada $100 de prima que recibieron las aseguradoras por este concepto, tuvieron que devolver $87.

El índice de siniestralidad en el segmento de incendios pasó del 34% en 2010 al 87%, cuando un promedio que podría considerarse aceptable para que el negocio sea sostenible es de 60%.

De acuerdo con un informe de consultoría realizado por la firma AON, las primas emitidas por concepto de incendios, líneas aliadas y lucro cesante en 2011 ascendieron a $573.000 millones, un aumento del 4,4% frente a los $549.000 millones de 2010.

Este comportamiento ratificó una tendencia alcista que viene presentándose desde 2008, justo después de la normal desaceleración que sufrió la industria en este segmento en específico, luego de que el atentado terrorista contra las Torres Gemelas disparara las ventas de seguros de incendio.

"Después del atentado había mucha prevención en la industria por temores a nuevos actos terroristas. Ya después llegaron inversionistas y se recuperó la confianza, lo cual hizo que de nuevo bajara el aseguramiento", dijo Bernardo Botero, directivo de AON. 
El ex presidente de Colseguros mostró en el informe que el índice de siniestralidad de 2011 para el segmento de incendios (87%) fue el más alto de toda la medición, es decir, desde 1986, cuando apenas era del 32%.

"No sabemos qué pueda pasar con el invierno actual, pero los resultados del año pasado sí demuestran un deterioro", afirmó.    

 

Fuente: www.dinero.com